Inicio TURISMO Historia Santa Rosa de Lima: su vida, mitos y el origen de por...

Santa Rosa de Lima: su vida, mitos y el origen de por qué hay que cortarse el pelo

Cada 30 de agosto tiene lugar la fiesta de Santa Rosa. Esta celebración, si bien tiene su sede en la localidad peruana de Lima, trasciende fronteras y llega hasta nuestra provincia. La historia de la religiosa cuenta con datos pocos conocidos y curiosos que sorprenden a más de uno. Por otro lado, los mitos y costumbres populares entorno a esta fecha son objeto de estudio de historiadores y científicos. Es por esto que, Santa Rosa, va más allá de cualquier credo.

Ahora bien, en primer lugar cabe preguntarse, ¿Quién fue Santa Rosa? Para responder a esta pregunta Los Andes se contactó con María del Pilar Hidalgo, una joven estudiante de bromatología. Pilar tiene gran conocimiento de la Santa ya que forma parte del movimiento Fasta (Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino).

Esta agrupación de espiritualidad dominicana tiene sedes en todo el mundo. Surgió en Mendoza y su fundador fue el Fray Aníbal Fosbery, quien falleció en mayo del 2022 a los 88 años. Cuenta con sus propios sacerdotes y laicas consagradas llamadas caterinas, nombre que surge por Santa Catalina de Siena.

En este movimiento, la imagen de Santa Rosa cumple un papel importante. Pilar señala que el nombre de la Santa es Isabel Flores y nació en Lima el 20 de abril de 1586. “Desde pequeña frecuentaba el convento Nuestra Señora del Rosario de su ciudad y le gustaba mucho una imagen de María con Jesús en los brazos, desde ese momento se sintió llamada a servir a Jesús a través de la vocación religiosa”, afirma la joven.

Según comenta Pilar, en un primer momento sus padres, Gaspar de Flores y María Olivia “no estaban de acuerdo con su vocación porque ellos querían casarla ya que era muy linda, pero siempre se negó hasta que sus papás la comprendieron”.

Una de las virtudes que se destacaban de Isabel era la amistad. “Desde pequeña fue primero amiga de sus hermanos y luego sus relaciones fueron creciendo, a tal punto de ser cercana emocionalmente a los enfermos y pobres que ella trataba”, explica Hidalgo.

¿POR QUE SE CELEBRA EL 30 DE AGOSTO?

Isabel falleció a los 33 años un 23 de agosto de 1617. Años más tarde, más precisamente en 1632, se inició el proceso para beatificarla.

Se dice que al morir, se “produjeron prodigios que tuvieron gran difusión en Lima. Algunos personas recobraron la vista, muchos enfermos se sanaron y otros sin fe comenzaron a creer”, comenta Pilar a este medio.

Luego de una ardua investigación por parte de las autoridades eclesiásticas, el Papa Clemente X la canoniza en 1671 y fija su día el 30 de agosto.


DATO Y ACONTECIMIENTO CURIOSOS DE SANTA ROSA

Según Pilar, “hay varios y muy interesantes”. En primer lugar, el nombre. Tal como se mencionó era Isabel Flores, “pero una tarde su madre paseaba con ella por el jardín cuando sintió como si una fuerza extraña partiera del cochecito, y se quedó paralizada. Isabel sonreía y su carita se fue encendiendo con la apariencia de una rosa, la sospecha de que algo maravilloso ocurría con su hija conmovió a María. La madre entendió que Dios quería llamar Rosa a su hija. Asique desde ese día se llama Rosa”, señala Pilar.

Otro es el corte de pelo. Hidalgo afirma que “la belleza de Rosa llamaba la atención de los jóvenes”. Es por esto que su madre planificaba para ella un casamiento sin importarle las inclinaciones religiosas de su hija. “Su tez blanca y su pelo rubio eran muy codiciados, por lo que ella decide cortarse el pelo. Con esto quería demostrar que su corazón solo pertenecía a Jesús”, comenta.

Cabe resaltar que Isabel no era monja, sino que era terciaria dominica. La diferencia radica en que las monjas pasan sus días en el monasterio, en cambio, las terciarias viven en su casa. Sin embargo, comparten los mismos votos de castidad, obediencia y pobreza.

“Rosa estaba segura de su vocación pero no de la orden, asique le pide a Dios una señal; de pronto una mariposa blanca y negra revoloteó y se posó en su mano. Los colores blanco y negro son los del hábito de Santo Domingo. Ahí se dio cuenta que Jesús la llamaba a la Orden de Predicadores”, señala Pilar.

SU AMISTAD CON SAN MARTÍN DE PORRES

Rosa recibía muy pocas visitas en casa. Sin embargo, un día le dijeron que Fray Martín de Porres, un hermano dominico, quería verla para conversar.

Porres quería conocer a Rosa ya que había asistido a la emisión de sus votos desde un rincón de la Iglesia, y le había impresionado la fe de la joven.

Es por esto que el Fray le propuso a Rosa que le ayudara en su trabajo con los enfermos, ella aceptó y le pidió autorización a sus padres para organizar un dispensario en su casa.

SU LUGAR DE ORACIÓN AÚN SE PUEDE VISITAR

Pilar explica a este medio que “Rosa necesitaba un lugar tranquilo y retirado para meditar y rezar. Asique con la ayuda de su hermano Fernando y de Mariana, construyó una ermita en el jardín.

Era un ambiente muy pequeño donde apenas cabía una mesa, una silla y una cruz con las dimensiones de una persona, ella pasaba todo el día ahí y dedicaba varias horas a la oración”. Esta construcción aún hoy permanece en pie y es visitada por cientos de creyentes.

MITOS Y TRADICIONES QUE SE LE ATRIBUYEN

Una tradición muy común que suelen practicar los creyentes es cortarse el pelo cerca o durante la fecha de Santa Rosa.

Según comenta Pilar, “ésta tradición dice que si uno se corta el pelo un 30 de agosto y lo entierra al lado de un rosal, le crecerá con más fuerza. Esta creencia surge porque Rosa (tal como se mencionó anteriormente) se cortó su cabello por amor a Jesús y su vocación”, explica.

Por otro lado, se dice que cercano a su fecha se forman tormentas intensas. Según los creyentes, los aguaceros son enviados por Rosa a fin de purificar el alma.

Artículo anteriorDictan 9 meses de prisión preventiva a profesora acusada de acoso sexual a su alumna
Artículo siguienteAcción Popular presentó proyecto de ley para que los congresistas no ejerzan cargos de ministros

Deja un comentario