Inicio ACTUALIDAD Destacados Seis mujeres han sido asesinadas en Lima solo en la última semana

Seis mujeres han sido asesinadas en Lima solo en la última semana

Gaby Valenzuela Yahuarcani tenía 20 años y vivía con sus 2 pequeños hijos, el último de tan solo 2 años, en Villa María del Triunfo (VMT). Ella, la tarde del último sábado durante una reunión en su casa, fue asesinada por su ex pareja, quien era conocido como un sujeto que la maltrataba recuerrentemente. Él no tuvo reparos en acuchillarla frente a varios invitados y familiares.

Solo unas horas después, otra mujer que aún no ha sido identificada fue ultimada de manera similar en una quinta de La Victoria. Un presunto delincuente conocido como ‘Tata’, con el que habría mantenido una relación amorosa, le asestó 12 puñaladas y la dejó morir desangrada antes de huir del lugar del crimen.

Ambas historias cerraron una semana marcada por la violencia de género que, solo en Lima, cobró la vida de 5 mujeres y una menor de edad. Todas muertas a manos de sus parejas o en circunstancias que la Policía investiga como supuestos feminicidios.

En el caso de Gaby Valenzuela su error fue callar.

Wilfredo Pérez Villano (28), su presunto asesino y padre de su último hijo, la había golpeado anteriormente, pero ella nunca lo denunció. Quizá por temor fue dejando que la violencia se instale de a pocos en su casa del asentamiento humano 14 de Enero, donde una celebración derivó en la peor de las tragedias.

Durante la fiesta del sábado, el feminicida encerró a su víctima en una habitación y tras recriminarle empezó a golpearla y luego perpetró el crimen. “Tratamos de detenerlo, pero puso llave a la puerta y cuando abrimos huyó corriendo”, contó Gabriel Valenzuela, padre de la fallecida.

Un arranque de celos, tras ver bailando a la joven con un vecino, habría desencadenado la cólera de Pérez Villano, quien, al cierre de esta edición, aún no había sido detenido.

Simularon siniestro
La semana, sin embargo, comenzó con un hecho aparentemente accidental.


El martes por la noche, la psicóloga María Carolina Madge Núñez (63) fue hallada muerta en su casa de Comas tras reportarse un siniestro en la habitación que ocupaba en el segundo piso del predio. La necropsia practicada a su cadáver revelaría que no murió por el fuego, sino estrangulada. El incendio habría sido provocado para borrar las evidencias de un crimen.

Para la Policía, el principal sospechoso es su esposo Javier Elguera Melgar, a quien la fallecida había denunciado por maltratos y del que estaba separada hace 10 años. Tampoco se descarta a su hija Carolina Elguera y a su yerno Raúl Vidal Terrones, quienes ocupaban el tercer piso de la casa y con los que tenía una pésima relación.

Madre e hija calcinadas
Pero sin duda, el caso más impactante fue el de Luz Brígida Angulo Rojas (55) y su hija Génesis A.H.A. (13), cuyos cuerpos fueron hallados carbonizados en un descampado del anexo 22 de Jicamarca. La menor, con dos meses de gestación, habría sido el objetivo principal de los asesinos.

Para sus deudos, el culpable del crimen sería el cabo del Ejército, Francisco Atoche Hernández, quien fue denunciado por violar a la menor en el mes de junio. “Él las citó el miércoles supuestamente para presentar a su familia y hacerse cargo del niño. Desde entonces no supimos nada más, hasta que las encontraron muertas el viernes”, denunciaron.

Ayer se conoció que una de las hijas de Luz Angulo recibió llamadas y mensajes amenazantes, en los que le exigían no hablar con la prensa o acabaría como su madre y hermana. En tanto, el paradero de Francisco Atoche sigue siendo un misterio.

Finalmente, habría que mencionar a la vendedora de celulares Jenny Cayetano Arriaga (34), envenenada el jueves en un hostal de Puente Piedra, donde se hospedó con su ex pareja Joel Meza Calderón. Al igual que en los otros casos, el sospechoso escapó y los deudos de la madre de familia exigen que el crimen no quede impune.

La clave
Según el Ministerio Público, hasta el mes de agosto se había registrado en todo el Perú 60 casos de feminicidio. A pesar de la marcha Ni una menos, que buscaba concientizar a la población sobre la violencia de género, la incidencia de estos crímenes sigue siendo alarmente e incluso habría aumentado.

Artículo anteriorSismos de regular magnitud se registran en departamento de Ayacucho
Artículo siguienteSe realizará jornada de capacitación sobre “Calidad De Servicio Turístico Para Una Negociación Eficaz”

Deja un comentario