Inicio Locales Medicina Legal recuperó 2,115 restos de víctimas de violencia terrorista.

Medicina Legal recuperó 2,115 restos de víctimas de violencia terrorista.

El Equipo Forense Especializado del Instituto de Medicina Legal (IML) logró recuperar en los últimos nueve años unos 2,115 restos de personas desaparecidas durante la violencia que afectó al Perú entre 1980 y 2000, informó hoy una fuente del sector.

El jefe nacional de IML, Gino Dávila Herrera, precisó que 50 por ciento de los cuerpos recuperados ya han sido entregados a sus familiares luego de cumplir con todo el proceso de identificación.

En declaraciones al programa Los Fiscales, Dávila señaló que su institución se ha propuesto mejorar la calidad de la investigación de estos casos, así como la pronta entrega de los restos en coordinación con la Cruz Roja Internacional.

Indicó que el esfuerzo de investigación de las exhumaciones se ha concentrado en Ayacucho, en cuyo distrito judicial se ha instalado un moderno laboratorio, que incluye el análisis de ADN, con 49 profesionales involucrados en esta labor.

Precisó que la sede central en Lima también cuenta con este equipo forense que se encarga de las exhumaciones realizadas en Junín y Apurímac.


De otro lado, Dávila informó que el IML contará pronto con un laboratorio propio para analizar el impacto ambiental.

Informó que el costo de los equipos, de más de cinco millones de dólares, viene siendo financiado por el Banco Mundial y se espera inaugurar el laboratorio a fines de año.

El jefe del IML destacó el trabajo de su institución en el apoyo a la investigación fiscal. Anotó que su trabajo no solo se basa en el análisis de restos, sino de todo el material que forme parte de la escena del crimen o sea necesario analizar para buscar la verdad.

En tal sentido, informó que en la actualidad el IML cuenta no solo con más de 535 médicos, sino con químicos farmacéuticos, odontólogos forenses, antropólogos forenses, biólogos forenses, además de peritos en criminalística con especialidad en balística y grafotécnia.

“La función principal del instituto es en el análisis científico, desde sus diferentes áreas, para que el fiscal tenga las pruebas necesarias que sustenten una acusación, con lo cual se convierte en el eje sustancial para la investigación fiscal”, resaltó.

Dávila aseguró que actualmente su institución cuenta con los mejores equipos técnicos y personal especializado que permite ser un buen sustento de la investigación fiscal.

Artículo anteriorAlcalde de Aucallama, César Balcázar inauguró losa deportiva el Santa Rosa de Palpa.
Artículo siguienteMaría Meza “En el tema de Pensión 65, no están involucrados los gobernadores”.

Deja un comentario