Inicio ACTUALIDAD Politica Gerente de Petroperú instaló en el 2015 equipos de chuponeo en vehículos...

Gerente de Petroperú instaló en el 2015 equipos de chuponeo en vehículos del Gobierno Regional de Lima

Gustavo Torreblanca Soto, el actual gerente del Departamento de Logística de Petroperú, tiene un pasado oscuro que debería preocupar a sus actuales empleadores. Fue sancionado como responsable –junto con otras dos personas– por la instalación de micrófonos ilegales en 2015, según un informe del Consejo Regional de Lima del año 2018, al que tuvo acceso Perú21. ¿Por qué este alto ejecutivo, que fue contratado en la gestión de Hugo Chávez y que hoy permanece en la del nuevo gerente general Fernando de la Torre, estuvo involucrado en un caso de chuponeo?

Aló, ¿quién habla?
La historia que involucra a este alto ejecutivo de la mayor empresa estatal del país se remonta a agosto de 2015, cuando el consejero de la provincia de Huaura, Miguel Ángel Mufarech Nemy, denunció que la camioneta que le habían asignado para transportarse tenía un micrófono instalado.

El entonces consejero y exgobernador de Lima contó que días antes había recibido un memorando de la administración del gobierno regional en el que se les pedía a los consejeros y otros funcionarios que llevaran el vehículo que se les había asignado a revisión para que les coloquen el sistema de GPS, el mismo que permitiría monitorear la ubicación y movimiento del vehículo.

Sin embargo, luego Mufarech recibió información de que se había instalado un micrófono.

Después de tomar conocimiento de lo sucedido, acudió con un técnico a la Notaría Reyes, una de las principales de Huacho. Fue ahí donde después de revisar el vehículo y destapar el tablero de este encontraron el GPS y un micrófono.

Ante ello, el consejero pidió documentación de lo sucedido al Gobierno Regional de Lima (GRL) y procedió a hacer una denuncia ante el Ministerio Público.

Micrófonos ilegales
El 7 de septiembre de ese mismo año, tras hacerse conocida la denuncia, el Gobierno Regional de Lima emitió una Resolución Ejecutiva Regional en la que explicaban que dicha entidad necesitaba contratar el servicio de GPS a nivel nacional para su flota de vehículos y que en los Términos de Referencia y Requerimientos Técnicos Mínimos –de un informe de ese año suscrito por el jefe de la Oficina de Informática del mismo gobierno regional– no se había requerido ni solicitado incorporar algún sistema de “escuchas telefónicas dentro del vehículo”. ¿Cómo aparecieron entonces los micrófonos?

Fue cuando surgió el nombre del hoy gerente del Departamento de Logística, Gustavo Torreblanca. En ese entonces este funcionario se desempeñaba como presidente del Comité Especial Permanente Encargado de la Organización, Conducción y Ejecución de los Procesos de Adjudicaciones Directas y Menor Cuantía del GRL.

En el marco de la investigación iniciada en el 2015, el el GRL estableció lo siguiente en la Resolución Ejecutiva 589. “El Comité de Adjudicación del Gobierno Regional, integrado por los imputados Gustavo Torreblanca Soto, Carmen Oyola Chinga y Gerardo Carhuatanta Vera, quienes gozando de su autonomía han decidido unilateralmente –sin consulta del área usuaria (Oficina de Informática), ni de la Alta Dirección– la modificación de los “Términos de Referencia” al decidir incluir en sus “Criterios de Evaluación Técnica” de las Bases de Adjudicación N° 15-2015-GLR/CEP, el otorgamiento de un puntaje adicional de 5 puntos a la empresa que instalara mejoras como: La instalación de un sensor de escucha, que incluya micrófono de audio; Control total de encendido y apagado de motor a voluntad; encendido y apagado preprogramado en base a fechas y horario”, entre otros elementos.


En la misma resolución, el gobierno regional señaló que dicho Comité de Adjudicaciones, integrado por Torreblanca, era el que habría incluido el requerimiento de los micrófonos en las bases de un concurso de adjudicación directa para contratar el servicio de GPS. La buena pro del concurso fue otorgada a la empresa Satelcom Perú S.A.C. En aquel momento, según el GRL, Satelcom “aparentemente era la única empresa dentro del universo de potenciales postulantes que contaba con ese tipo de servicio adicional”. “Tal servicio adicional o mejora ha generado que esta empresa pueda llevarse la adjudicación del servicio”, se indica.

Los responsables
Si bien al final de la resolución el mismo gobierno regional resolvió “autorizar al abogado Erik Guizado Moscoso, procurador Ad Hoc” a presentar las acciones legales que correspondieran contra Torreblanca y los demás involucrados, el caso no avanzó.

En 2017, la abogada Elizabeth Gonzales Aliaga, secretaria Técnica de las Autoridades del Procedimiento Administrativo Disciplinario del GRL, dio cuenta de que la sanción administrativa (impuesta ese mismo año) a los responsables de la instalación de micrófonos ilegalmente a la camioneta de Mufarech, era la imposición de una suspensión por 5 días sin goce de haber para Torreblanca y Oyola “la cual ha (había) quedado consentida”.

En febrero de 2018, la historia ‘llegaba a su fin’ a través de un acuerdo del Consejo Regional (N° 030-2018-CR/GRL), que citaba el informe de Gonzales y acordaba aprobar las sanciones y archivar los actuados, considerando que se había “cumplido con el debido proceso”.

Sin embargo, ello no evitó que en el artículo tercero de lo acordado se leyera: “Mostrar extrañeza en cuanto a la sanción por falta disciplinaria de suspensión sin goce de remuneraciones de cinco (05) días interpuesta a los servidores Elizabeth Oyola Chinga, Gustavo Torreblanca Soto y Gerardo Carhuatanta Vera, responsables de la instalación de micrófonos ilegalmente (…), cuando el rango de sanción por falta disciplinaria de suspensión sin goce de remuneraciones es desde un (1) día hasta por (12) meses”. Es decir, la sacó barata.

Datos
Este diario buscó la versión de Torreblanca a través de la oficina de prensa de Petroperú el 22 de marzo. Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Carlos Barrientos: “Petroperú tiene que mejorar su reputación”
Petroperú tiene que recuperar la confianza del mercado y mejorar su reputación. Entonces, para esos dos objetivos, tiene que haber un cambio profundo en la compañía. Empezando por el directorio y por la plana gerencial. Asegurar que los gerentes que están ocupando los puestos más importantes en la compañía sea gente profesional. Para ello, el primer mensaje lo tiene que dar la junta de accionistas, cambiando el directorio de la compañía.

Este directorio va a tener la tarea de nombrar, a su vez, a la plana gerencial adecuada. El gerente general y los gerentes de primera línea que le den justamente esta mejora de reputación y el tema también de la confianza.Como perfil, deben tener experiencia en ser miembros del directorio y presidentes de compañías, pero que ayuden con su prestigio y con su experiencia a gestionar la compañía de la mejor manera. Tienen que haber ocupado cargos importantes, haber participado en directorios y experiencia. Pero lo más importante es gestión, para así poder ayudar a la gerencia.

Artículo anteriorConsejeros reaccionan frente a un millón y medio destinado por el GOREL a publicidad
Artículo siguienteHinchas peruanos limpian las calles tras realizar banderazo

Deja un comentario